General

Las comunicaciones en Haití se interrumpen temporalmente por la violencia, presos escapan

Reclusos descansan en el suelo de la Penitenciaría Nacional tras los violentos enfrentamientos en la capital que han dañado las comunicaciones y provocado una fuga de presos de la penitenciaría principal en Puerto Príncipe, Haití. 3 de marzo de 2024.

PUERTO PRÍNCIPE, 3 mar (Reuters) – La conectividad internacional con Haití quedó temporalmente interrumpida el domingo tras violentos enfrentamientos en la capital, que han dañado las comunicaciones y provocaron una fuga de presos desde la principal penitenciaría, en momentos en que el líder de una banda intenta derrocar al primer ministro Ariel Henry.

El presidente de Digicel, uno de los dos principales proveedores de telecomunicaciones del país caribeño, dijo que las líneas se habían visto afectadas tras días de violencia callejera en algunas zonas de la capital.

Los equipos sobre el terreno consiguieron el domingo por la tarde restablecer totalmente la conexión, dijo el presidente de Digicel, Maarten Boute, en un post en X, gracias a los “valientes técnicos que trabajaron incansablemente, en condiciones muy precarias para hacerlo posible”.

Los intensos tiroteos han sembrado el pánico en los últimos días tras los llamamientos del líder pandillero Jimmy Cherizier, un expolicía, a los grupos criminales para que se unan y derroquen a Henry. Cherizier encabeza una alianza de bandas y se enfrenta a sanciones de la ONU y Estados Unidos.

El sábado por la noche, grupos armados atacaron la mayor prisión del país, desafiando a las fuerzas policiales haitianas que habían pedido ayuda. Reuters visitó el domingo la Penitenciaría Nacional, donde no había señales de policías y las puertas principales estaban abiertas.

“Soy el único que queda en mi celda”, dijo a Reuters un recluso no identificado. “Estábamos durmiendo cuando oímos el ruido de las balas. Las barreras de las celdas están rotas”, añadió.

No estaba claro cuántos reclusos se habían dado a la fuga. Fuentes cercanas a la institución dijeron que probablemente era una mayoría “abrumadora”. El centro penitenciario, construido para albergar a 700 presos, tenía 3.687 en febrero del año pasado, según el grupo de derechos humanos RNDDH.

Un trabajador voluntario de la prisión dijo el domingo que 99 presos habían optado por permanecer en sus celdas por miedo a morir en el fuego cruzado. Entre ellos había varios soldados colombianos retirados que estaban encarcelados por su presunta implicación en el asesinato del presidente Jovenel Moïse.

En el patio del complejo carcelario, se veían los cadáveres de tres reclusos que habían intentado huir.

El gobierno de Haití, el país más pobre de América, emitió un comunicado el domingo tras varios días de silencio, agradeciendo “a la población su calma, a pesar de estos momentos tan difíciles”.

Esta semana, Cherizier advirtió a los habitantes de la zona que impidieran que los niños fueran a la escuela para “evitar daños colaterales”, ya que la violencia recrudeció en ausencia del primer ministro, que se encontraba en Kenia.

(Reporte de Harold Isaac y Steven Aristil; edición en español de Javier López de Lérida)

Fuente

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button