Datos macro

El encarecimiento de la energía impacta en la inflación subyacente el doble que su bajada

El encarecimiento de la energía impacta en la inflación subyacente el doble que su bajada

Madrid, 8 mar (.).- Un incremento “significativo” de los costes energéticos aumenta la inflación subyacente aproximadamente el doble de lo que la reduce una bajada de igual cuantía, una asimetría que es mayor para los bienes y servicios en los que la energía se utiliza de forma más intensiva.

Esta es la conclusión de un informe del Banco de España y titulado “Asimetrías en la traslación de los incrementos y de los descensos de los precios de la energía a la inflación subyacente del área del euro y de España”, en el que los autores simulan un ‘shock’ que aumenta el componente energético de la inflación aproximadamente un 6 %, al igual que sucedió con la invasión rusa de Ucrania.

En esta situación, la subyacente responde “de forma más acusada ante un incremento grande de los precios energéticos que ante una disminución grande”.

El boletín indica que unos 12 meses después de las perturbaciones sobre la inflación de los precios de la energía, el impacto inflacionario de un ‘shock’ positivo es aproximadamente el doble que el de uno negativo y “cabe resaltar que la inflación subyacente reacciona con cierto desfase”, ya que el ‘shock’ energético tarda tiempo en trasladarse a los precios de consumo no energéticos.

Además, la inflación subyacente en España responde con mayor intensidad ante un aumento grande del precio de la energía que ante una caída respecto a la zona euro, aunque “su duración es menor”.

Por sectores, el informe detalla que cabe esperar que el precio de los productos de las rúbricas más intensivas en energía reaccione más intensamente ante variaciones en el precio de la energía, respecto al comportamiento del precio de los productos de aquellas en las que los costes salariales son predominantes.

Pone como ejemplo la rúbrica de muebles y accesorios, donde los costes energéticos representan un porcentaje muy elevado de los costes totales, frente a la de servicios hospitalarios, en la que los costes laborales son muy significativos

El documento aclara que esta evidencia se obtiene de patrones históricos por lo que existe “una notable incertidumbre sobre su vigencia en un contexto como el actual”, y por ello insiste en que “esta cuestión ha de ser objeto de un seguimiento analítico continuo en los próximos meses”.

Fuente

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button