Economía

EEUU dice que el G7 sigue trabajando para aprovechar los activos rusos congelados

FOTO DE ARCHIVO: La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, durante una rueda de prensa para destacar sus principales prioridades para las reuniones de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20, en Sao Paulo, Brasil.

Por Andrea Shalal

SAO PAULO, 1 mar (Reuters) – Estados Unidos y sus aliados seguirán buscando opciones para aprovechar 300.000 millones de dólares en activos soberanos rusos congelados, dijo la secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, después de que tras días de duras negociaciones no se lograra sellar un acuerdo para ayudar al esfuerzo bélico de Ucrania.

Yellen dijo a Reuters en una entrevista el jueves que cualquier acción necesitaría un fundamento jurídico sólido, que surgió como un punto de fricción en las negociaciones de esta semana al margen de una reunión de ministros de Finanzas del Grupo de los 20 (G20) organizada por Brasil.

Yellen dijo que había desafiado al ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, a que ayudara a desarrollar las opciones que buscan los líderes del Grupo de los Siete (G7) a tiempo para su cumbre de junio, después de que Le Maire rechazara públicamente su opinión de que existe un argumento legal para monetizar los activos.

Los responsables del G7 llevan un año debatiendo qué hacer con los activos soberanos rusos para ayudar a Ucrania, que Moscú invadió hace dos años. El debate se hizo público durante la reunión del G20 de esta semana, revelando profundas divisiones entre los aliados del G7.

Rusia ha amenazado con tomar importantes represalias si Occidente incauta sus activos. Algunos países europeos temen que hacerlo podría sentar precedentes peligrosos y socavar la fe en las monedas occidentales, aunque Yellen ha calificado de “altamente improbable” una salida masiva de esas divisas.

En la entrevista dijo que aunque algunos europeos eran escépticos sobre la incautación de activos, había opciones como el uso de los activos como garantía para préstamos y una nueva propuesta para emitir un préstamo sindicado, que describió como una “opción interesante.”

“Aquí hay cuestiones legales complicadas. Estamos de acuerdo en que cualquier cosa que hagamos tiene que tener un firme fundamento jurídico internacional, así como un fundamento interno”, dijo Yellen.

“Vamos a seguir trabajando. El personal (de Le Maire) está trabajando con el nuestro. Le instamos a que nos ayude a plantear opciones, opciones que podamos presentar a los líderes”.

OPCIONES PARA LOS LÍDERES DEL G7

Yellen dijo que los líderes del G7 habían pedido a sus equipos que presenten “tantas opciones viables” como puedan, y que analicen “tanto los beneficios como los costes” asociados a ellas.

La decisión sobre “qué hacer —el hacerlo o no hacerlo— les corresponde a ellos”, dijo, añadiendo que no estaba claro si los líderes llegarían a tal decisión en su cumbre de junio en Italia.

Yellen dijo que era fundamental no poner en peligro el trabajo de la cámara de compensación belga Euroclear, que posee la mayor parte de los activos rusos. “Euroclear es una empresa de servicio público financiera infinitamente importante, y debemos ser excepcionalmente cuidadosos de no hacer nada que ponga en peligro su funcionamiento”, dijo.

La secretaria del Tesoro de EEUU dijo que seguía convencida de que la teoría jurídica de las “contramedidas” ofrecía un argumento sólido para desbloquear el valor de los activos rusos, una opinión compartida por muchos expertos destacados. Según el derecho internacional, las contramedidas constituyen un medio legal para que los Estados respondan a las violaciones de sus derechos.

Todos los gobiernos del G7 están de acuerdo en la necesidad urgente de avanzar para ayudar a Ucrania, que ha sufrido reveses militares por parte de Rusia, dijo un representante occidental.

Le Maire abogó por un enfoque más modesto, centrado en las medidas de la Unión Europea para utilizar los beneficios inesperados de los activos congelados para generar ingresos para Ucrania.

Washington apoya la idea de los beneficios extraordinarios, pero quiere ver si se justifica una acción más significativa, dada la naturaleza atroz de la invasión rusa.

La cuestión ha cobrado importancia desde que la Cámara de Representantes, dirigida por los republicanos, bloqueara la ayuda estadounidense a Ucrania por valor de 61.000 millones de dólares.

(Información de Andrea Shalal; editado por William Mallard; editado en español por Javi West Larrañaga)

Fuente

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button